Padres solicitan clases presenciales

|

50439459922 1cd2601a2a k


SANTO DOMINGO, RD/ LO DICE EL PUEBLO.— Ante la insistencia de la pandemia del COVID-19 de seguir socavando nuestras vidas, el Ministerio de Educación dominicano (MINERD) tomó la decisión de mantener las clases a distancia y no presenciales para el próximo período lectivo 2020-2021.


Una medida entendida por un grupo de padres como una violación a sus derechos, pues las autoridades, a su criterio, son incongruentes, ya que no entienden que los niños en casa están expuestos a otros riesgos.


El Colectivo de Padres por la Educación Presencial en la República Dominicana (PPEPRD), representado por Liliana Trueba, Nicole Periche, Gabriela Porrello, Alejandra Monroy, Montserrat Bordas, Nicole Dupont, así como por Jorge y Jugenme Rodríguez, aseguraron en entrevista a DL que así como la epidemia y sus efectos, son igualmente preocupantes aspectos como la deserción escolar, la violencia intrafamiliar predominantes en muchos hogares del país y los efectos psicológicos del aislamiento en los pequeños.


Según el criterio de varios miembros del grupo, se ha sobrevalorado la capacidad de los infantes de entender las consecuencias del contagio por el nuevo coronavirus. “Hay mucha evidencia de que los más pequeños se contagian menos y son los que contagian menos”, afirmó Gabriela Porrello.


El grupo planteó alternativas posibles que pueden favorecer la realización de clases con la presencia de estudiantes en las escuelas, como una opción para aquellos padres que la elijan, siempre y cuando se cumplan de manera estricta las medidas de seguridad sanitarias recomendadas.


Otro tema puesto sobre la mesa fue el relacionado con las brechas de la educación virtual. Por ejemplo, se planteó que hay zonas rurales donde la energía eléctrica no llega y mucho menos el internet y otros casos en los que los padres no pueden auxiliar a sus hijos para desarrollar la enseñanza a distancia.


Para los miembros del PPEPRD, existen poblaciones rurales que no registran una gran cantidad de casos positivos al COVID y por tanto, en estos lugares bien que se podría impartir la docencia presencial en parques o lugares públicos, con el objetivo de minimizar los riesgos de contagio.


Las redes sociales han servido como plataforma a estos padres inconformes. Con el hastagh #AquíSIyaAulaNO buscan evidenciar cómo se mantienen en la nación caribeña las escuelas cerradas mientras sí se han abierto las puertas de restaurantes, hoteles, bares, clubes e incluso, centros para el cuidado de niños.


Como respuesta a estas demandas, la expresidenta de la Asociación Dominicana de Profesores (ADP), María Teresa Cabrera, expuso que el pedido del PPEPRD y de varios colegios privados de que sean permitidas las clases presenciales, debe ser estudiado con suma cautela.


Y aclaró además que para que el MINERD contemple esa posibilidad deben contar antes con la aprobación de especialistas sanitarios.

Comentarios