Combustibles

Alega Cámara de Comercio Franco-Dominicana que garantizar estabilidad del sector de los combustibles debería ser prioridad

Santo Domingo.- La Cámara de Comercio e Industria Franco-Dominicana (CCI Franco-Dominicana) defendió la postura de la Sociedad de Empresas Distribuidoras de Combustibles (SEC) y de la Asociación Dominicana de Empresas de la Industria del Combustible (ADEIC), y con ello se sumó al llamado de atención a lasautoridades del sector para que no descuiden las necesidades que han afectado a esta industria por losúltimos siete años, las cuales amenazan la continuidad de las empresas que la componen.La CCI Franco-Dominicana, como ente que escolta a la comunidad empresarial franco-dominicana, solicitó alas autoridades garantizar la seguridad jurídica del sector de combustibles e hidrocarburos del que formanparte empresas de su base y que cuentan con más de 150 miembros.Mónika Infante, presidenta de la Cámara señaló que: “República Dominicana representa el mayor sociocomercial de Francia en el Caribe y entre ambos países existe una trayectoria de estrecha relación yde grandes inversiones francesas”, la máxima representante de la Cámara destacó igualmente laparticipación de sus miembros en inversiones como las de Total, en la distribución de combustibles, y lasde VINCI Airports, empresa matriz de AERODOM, que ostenta la concesión para operar seis aeropuertosestatales en el país.Para la entidad es prioritario que los inversionistas galos puedan llevar a feliz término sus planes deinversión, pues ello le brindará la oportunidad de contribuir al desarrollo del país y a la reactivaciónde la economía nacional.“En momentos desafiantes como los que vivimos, asegurar la permanencia de un sector tan valioso comoel de los combustibles es también garantizar la creación y el mantenimiento de empleos de calidadpara la República Dominicana”, aseveró Infante. Tiempo atrás, SEC y ADEIC, principales gremios que representan a la mayoría de las empresas del sectorde combustibles, manifestaron su preocupación a las actuales autoridades luego de dos años deintercambios con los reguladores, y presionaron la toma de medidas que avalen su sostenibilidad,llegando a operar en condiciones de gran desafío económico decrecidas por la crisis sanitaria globalprovocada por el Covid-19.La CCI Franco-Dominicana, con su total apoyo a la industria de los hidrocarburos representada por la SEC y ADEIC, expone la voluntad de sus miembros de continuar apostando a la reactivación económica y aldesarrollo de la República Dominicana.